La energía de esta luna llena de marzo por Elsa Farrus.

luna marzo

Cuando hablamos de sanación, siempre queremos que todo quede como antes, que las cosas se arreglen, y las personas vuelvan a ser como eran….. Pero la sanación no es esto, es el proceso de crecimiento ante un hecho.

Y la sanación pasa por dos mundos, el interno y el externo. Y ambas han de trabajarse en unidad.

Si solo trabajamos uno de ellos, sentiremos alivio pero después surgirá el problema o tema con más fuerza.

Si hacemos un cambio interior, pero sin la acción exterior que manifiesta el cambio, tampoco se va a sostener.

Si queremos pasar de un estancamiento a la auténtica paz, hay que mover todos los aspectos de nuestra vida.

Y el primero y más necesario es llegar a la fuente interior de amor que todos traemos como semillas estelares. Y eso suele ser lo que más nos cuesta, a mi también.

Es la puerta de ese amor infinito que realmente todo lo sana, la aceptación de nosotros mismos, de quienes somos y de cómo somos… Lo que nos abre la puerta a esa fuerza de sanación interior.

En la mayoría de casos somos más crueles con nosotros mismos que con el exterior, nos llenamos de juicio y condena por lo que somos, hicimos o nos paso, si cuando sentimos eso, somos capaces de aceptar que silo hicimos fatal, que nos equivocamos, el mero hecho de aceptar eso. Se abre la puerta y se desvanece toda resistencia que nos enferma.

Si intentamos tapar ese supuesto fracaso o toma de decisiones, que no era camino. Nos agotamos y no alcanzamos la salida a la solución hasta somátizar o entrar en bucles.

No somos perfecto somos humanos, y todos nos hemos equivocado y mucho, pero no era así. Decidimos por la conciencia de aquel momento, ahora sabemos que no era camino, porque vivimos la experiencia, pero antes no.

Cuando aceptamos que fue una mala decisión. La rigidez externa se suaviza y el stress desaparece, cuando aceptamos que no es camino se abren los nuevos, si queremos sostener o remo dejar el camino se bloquea todo.

Lo que nos pasa a nivel de energía cuando nos hacemos reproches, incluso inconscientes, es que la angustia por falta de amor a nosotros mismos queda encerrada en el interior, en capas muy profundas del cuerpo emocional, y el rechazo a nuestro propio maltrato, hace como de pegamento que, aún lo adhiere más a nuestras rejillas de luz, como un petróleo feo ahí pegado, lo que los antiguos llamaban un misma. Y al final los cuerpos de luz lo reciben como algo que es real y se remo delante a ser lo que les hemos puesto en sus circuitos, es decir acaban siendo do lo que creemos que somos, inútil agotado etc… Y la visa empieza a traer personajes que apoyen esto de nosotros.

Cuando elegimos aceptar que fuimos un desastre. O nos abandonamos por amor a otro (un clásico de los trabajadores de la luz…. O no?), y a la primera que viene ese pensamiento decimos si es verdad lo hice, las respuestas de nuestro cuerpo fluyen, porque lo almacenan como acción pasada y se mantienen en el presente actual, con lo que nada se enquistado en nosotros.

Esa es la base de la sanación, aplicar la aceptación incondicional de nosotros mismos. Si me equivoque, si soy así, si no di para más, pero todo eso es pasado, ahora en presente, tomo conciencia de todo ello y lo transformó.

La próxima luna llena nos regala, esa e regia de adentrarnos muy íntimamente en nosotros mismos. Y empezar a Amarnos desde la verdad.

Pues no hay camino espiritual sin la verdad, y la primera verdad somos nosotros, reconocernos y Amarnos, para que la vida externa pueda ser una extensión de nuestra vibración.

Por más luz dorada, cuarzos, prácticas, sin amor a nuestra verdad, nada es real, entonces son huidas espirituales para compensar personalidades y hechos nuestros, pero no es real.

Si realmente queremos comprobar que estamos evolucionando espiritualmente. Hay un gran barómetro, que es la respuesta a esta pregunta ¿te estas tratando bien últimamente, mejor que antes? Si dejas de ser tu para los demás, no es amor es miedo a ser uno mismo, no es real, el amor no es sacrificio el amor es vibrar.

Este es el gran desafío de estos días en adelante, lo exterior se remo de la, en tanto sea afrontado por nosotros, en tanto seamos capaces de encontrar luz en todas las situaciones, y en tanto no nos olvidemos de expresar nuestras necesidades y aceptar nuestros errores, entonces seremos capaces de. Comprender lo que sucede y transformarlo.

Desde la clave tonal de amor que todos tenemos dentro, si nos la negamos, con juicios, no se abre y si no vibra dentro, no magnetizado lo externo, no es el karma, no es el destino, somos nosotros que nos la negamos, con el pensamiento rígido o las heridas emocionales, aprovechemos la energía entrante para transformar todo esto. Ánimo son días muy íntimos pero muy sanadores, Elsa.

Fuente:https://www.facebook.com/ReikiPracticesAndAscensionalWork/?hc_ref=PAGES_TIMELINE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s