Cómo lidiar con el Cambio Masivo 15 de Febrero, 2017 Por José L. Stevens

Resultado de imagen para ser de luz cuantico

En la antigüedad la gente le temía a los cometas y eclipses porque siempre llegaban antes de cambios masivos que muy frecuentemente eran asociados con catástrofes y desastres. Guerras, plagas, terremotos, erupciones volcánicas, sequías, hambrunas, incendios e inundaciones han sido a menudo el tipo de acontecimientos que históricamente produjeron los tipos de cambios más grandes y por lo tanto la gente los temía, y todavía lo hacen. Los miembros de la comunidad científica siempre han sido antagónicos ante la noción de que los grandes cambios en este planeta han provenido de repentinos eventos catastróficos. La postura oficial en la ciencia es el gradualismo, una teoría de que todo cambio ha venido de eventos evolutivos lentos e imperceptibles a lo largo de grandes marcos de tiempo. ¿Por qué están tan fijados en esto? Bueno, por varias razones obvias. La gente tiende a tener miedo del cambio y especialmente del cambio repentino sobre el que parecen no tener control. Así que se sienten más cómodos con los cambios lentos, imperceptibles, los que no sacuden el barco, y esto da a la gente la ilusión de seguridad. Así, la mayoría de los científicos se han unido a los negadores del cambio catastrófico, no tan diferentes de los negadores del cambio climático. La segunda razón principal por la que adhieren a la teoría del cambio lento es que la mayoría de ellos han enganchado el vagón de sus carreras profesionales a esta teoría, y la teoría del cambio catastrófico amenaza con traer cambios catastróficos a sus reputaciones y carreras. Por lo tanto, están dispuestos a pasar por alto masivas evidencias nuevas de que ha habido grandes acontecimientos, como el gran diluvio, que han alterado dramática y profundamente el paisaje de la tierra y la civilización. Como de costumbre, la verdad es que la historia geológica y humana es tanto producto de un cambio gradual como de un cambio masivo repentino, no de uno o de otro. ¿Por qué no pueden captar eso?

Recientemente, algunos científicos que están fuera del pensamiento estructurado han estado sacando a la luz copiosas evidencias de un cambio catastrófico masivo en este planeta. Puedes seguir esta investigación en línea si lo deseas. También puedes leer “Magos de los Dioses”, de Graham Hancock, aunque te advierto que es un tomo académico. Aproximadamente doce mil años atrás hubo un dramático y repentino evento catastrófico que cambió la vida en este planeta para siempre. Fragmentos de un cometa gigante en desintegración golpeó las capas de hielo del hemisferio norte durante la era de hielo y causó un deshielo en una escala masiva. Torrentes de inundaciones fueron creados casi instantáneamente, las cuales se arrastraron hacia el sur por tierra en todo el mundo, escarbando la tierra, tallando canales enormes, y arrastrando rocas enormes por todas partes. La tierra fue transformada instantáneamente y tribus enteras fueron borradas de la faz de la tierra. El clima cambió de la noche a la mañana y millones de especies de plantas y animales fueron destruidos. El resultado fue una inundación masiva descrita por leyendas, mitos e historias de tribus de todo el mundo. Mensajes simbólicos acerca de este evento fueron expuestos en complejos de templos por todo el mundo, como una advertencia a las generaciones futuras de que esto podría suceder de nuevo y estos señalaban un tiempo de doce mil años a futuro, en otras palabras, ahora. Evidencias posteriores revelan que este cometa está en una órbita de doce mil años alrededor del sol y que cada vez que vuelve y pasa cerca crea una cierta clase de estrago en la tierra. Hace doce mil años sólo fue la última de una serie de eventos similares.

Ahora, debido a estos ciclos de la historia, podríamos concluir que los cometas causan cambios cataclísmicos en la tierra, que es su culpa. Esto parecería razonable considerando el registro histórico. Pero también es posible que esto no sea exactamente cierto en la forma en que pensamos. Qué tal si es la función de estos ciclos causar cambios y qué tal si la conciencia humana fuera capaz de aprovechar un cometa que regresa cada doce mil años a golpear la tierra y crear los cambios que hemos visto. Sabemos que la órbita de este cometa no es exacta y podría errarle a la tierra en otra pasada o podría anotar otro golpe creando una catástrofe. Sabemos por su órbita que el cometa debe aparecer ahora en cualquier momento, pero que tal si esta vez estuviéramos buscando cambios internos y no necesariamente enormes cambios externos. ¿No podríamos hacer arreglos para que el cometa pasara volando al lado nuestro sin que ninguna de sus partes desintegradoras nos golpeara? Así que tal vez el cometa es sólo la herramienta o instrumento de cambio y no una causa en sí mismo. Tal vez es sólo un dispositivo conveniente.

Por primera vez en la historia registrada somos tecnológicamente capaces de defender nuestro mundo de los trozos de cometa que vienen volando hacia nosotros alejándolos de nosotros con dispositivos nucleares. Por supuesto, esto requeriría una cooperación extraordinaria entre todos los países del mundo, algo no tan probable según como parecen estar las cosas ahora. Sin embargo, quizás no necesitamos recurrir a tal tecnología. Quizás somos capaces de soñar colectivamente con los trozos del cometa alejándose cuando sea necesario.

El cambio es una constante en la tierra, pero está sujeto a fluctuaciones dependiendo del período de tiempo y en relación con ciertas ubicaciones geográficas. Al final de cada ciclo de dos mil años, el planeta con todos sus habitantes experimenta una aceleración de frecuencia que se traduce en un período de intenso cambio global. Como ustedes han visto, hace doce mil años ocurrieron cambios masivos en la Tierra que cambiaron drásticamente toda la historia a partir de ese momento. Se produjeron grandes movimientos de la Tierra y cambios climáticos que dieron lugar a inmensas migraciones de personas, al fin de civilizaciones y a la formación de nuevas. Este marco de tiempo corresponde con el cambio de la civilización a Egipto y la destrucción de las civilizaciones en América del Sur, la Antártida y Asia central. Así que un ciclo de cambio en este planeta es un ciclo de doce mil años y otro es un ciclo de dos mil años y estos dos ciclos coinciden. De hecho, están coincidiendo justo ahora.

Hoy en día, cambios de esta magnitud están comenzando nuevamente a suceder, pero con un sabor algo diferente. Mientras que hace doce mil años los cambios fueron dramáticamente externos, hoy muchos de los cambios serán dramáticamente internos, afectando la psiquis humana. De hecho, nunca antes la Tierra fue testigo de un cambio tan grande en la conciencia como se verá en el próximo período de cincuenta y cinco años. Los últimos años del siglo XX y los primeros años del siglo XXI señalan una era de cambios gigantescos que penetran en todos los niveles de la vida, incluyendo los aspectos económicos, societales, científicos, políticos, climatológicos, geográficos y ambientales. Estos cambios ya han comenzado y ya deberías sentir la incomodidad de estos cambios masivos en tu psiquis, simbolizados por temores vagos, ansiedad, depresión, anticipación, excitación, y una serie de emociones cambiantes que a veces pueden ser molestas y abrumadoras.

Los seres humanos individuales son capaces de acelerar el cambio para sí mismos o para las masas, dependiendo de su poder y de su interés en hacerlo. Ustedes personalmente pueden hacer una diferencia en la manera en que los cambios inevitables se desplieguen a gran escala, enfocando su intención en lo que ustedes quisieran ver y experimentar. El cambio siempre comienza en el nivel del diseño, creado desde el deseo y desde la intención, y se manifiesta primero en forma sutil. Se podría decir que se puede sentir, pero no se ve al principio. Luego vienen las manifestaciones físicas del cambio, con las reacciones y respuestas emocionales que lo acompañan.

Los cambios más significativos que son inminentes coinciden con el cambio en el planeta desde una perspectiva de alma joven al de un alma madura, o desde el marco de referencia infantil del “yo primero” al orientado a las relaciones del adolescente, “yo y tú, y yo sé cómo te sientes.”

Respuestas al Cambio

Las respuestas más efectivas a los cambios de una fuente externa sobre la que no tienes control son la aceptación y la rendición. Tales cambios podrían incluir la muerte repentina de un amigo, elecciones de líderes difíciles, un cambio dramático en el clima, desastres naturales de todo tipo y migraciones humanas a gran escala que están más allá de tu capacidad de prevención. Cuando ocurren estos tipos de cambios, puedes investigar de qué se tratan dichos cambios y puedes intentar ver qué tipos de oportunidades están disponibles dentro del contexto de los nuevos cambios; luego comprometerte a tomar medidas alineadas con los cambios. Mantenerse fluido ante el cambio te mantiene flexible y capaz de moverte alrededor de los obstáculos.

Una respuesta negativa al cambio que llega como resultado de fuerzas externas es resistencia obstinada; colgándose de lo viejo, negando que el cambio está ocurriendo o simplemente pretendiendo que no está sucediendo. Contraerse y endurecerse obstinadamente ante el cambio hace que seas menos adaptable, más susceptible y, por tanto, más frágil. Esto significa una mayor posibilidad de un colapso en la personalidad.

Debido a que este tema del cambio es tan grande, continuaré discutiéndolo este año en futuros artículos.

© 2017 All rights reserved. www.thepowerpath.com

Las traducciones de los artículos de José L. Stevens pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para el enhttp://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm  https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

http://www.thepowerpath.com

Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Para recibir los mensajes en tu correo suscríbete en:

http://www.egrupos.net/grupo/laeradelahora/alta

El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

El Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz. Lamentablemente, otras personas no actúan de esa manera y modifican o eliminan los créditos, impidiendo así que sus propios lectores tengan acceso a los sitios donde podrían encontrar mayor información. Vale la pena recordar que todos los sitios individuales que hospeda El Manantial del Caduceo han sido autorizados por los respectivos canalizadores/autores y contienen todo el material con sus traducciones autorizadas.

Estamos en una nueva energía, creando un mundo nuevo. Seamos conscientes de nuestras elecciones. ¿Queremos seguir creando competencias y desazón? ¿O preferimos la colaboración e integridad? Por favor, honremos la labor de cada persona que hace su parte para que nos lleguen estos mensajes, respetando la totalidad de los créditos. Gracias.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s