Actualización de energía – Acción divina y gran sanación colectiva por Lee Harris

rainbow-2-537x402

En mis “Retiros de Maestría”, el día o la noche anterior al encuentro suelo canalizar los temas que trataremos durante ese fin de semana. Son sesiones muy íntimas en cuanto al aforo, con un máximo de 30 o 32 personas. En este último, me senté a escribir lo que creía que serían los cinco temas que solemos tratar, que es el número habitual. Sin embargo, canalicé toda una página de información. Se la hice llegar a los participantes del taller y también quería compartir parte de su contenido aquí, porque me parece muy relevante para los tiempos que vivimos. Si vas a mi página y entras en las Actualizaciones de Energía, verás copiada en la parte escrita de este vídeo la información exacta (en inglés).

Parafraseando su contenido, decía: “Es un tiempo de luz y fuego en la tierra, un tiempo de luz y fuego también a nivel personal.” Tanto nuestros procesos personales como colectivos están oscilando ahora entre la luz y el fuego. Me llamó la atención la explicación de que los seres humanos estamos sanando nuestras heridas del pasado, las experiencias pasadas que han sido traumáticas para nosotros o que crearon una reacción en nuestro interior que aún limita nuestro avance. Se me dijo, por ejemplo, que si hemos sufrido abusos durante la infancia por parte de alguno de nuestros padres, a menudo solemos recrear ese abuso. Lo hacemos reproduciendo ese mismo patrón al elegir a lo largo de nuestra vida a los que serán nuestros empleados, amantes o amigos (y que recrearán ese abuso para nosotros, aunque cada vez en menor medida), hasta que hayamos sanado o nos hayamos recuperado del impacto original.

Si lo pensamos por un momento, un niño que crece en el seno de una familia abusiva comenzará de forma gradual a echarse hacia atrás y a encogerse. Para poder recuperar la integridad de su campo energético, deberá pasar por fases o relaciones de sanación que le ayuden a volver a abrirse.

El tema central de este mensaje aseguraba que, una vez hayamos sanado esas heridas originales, pasaremos a un estado al que podríamos denominar de “acción divina”. Significa que, cuando ya no sea necesario que nos ocupemos de la sanación de nuestros aspectos heridos, empezaremos a crear nueva energía para nosotros y nuestras vidas, y también para los demás y la Tierra.

Un punto que me parecía interesante y que quería compartir aquí, es la afirmación de que los más iluminados del planeta están creando desde la acción divina un 60 por ciento del tiempo, y la mayoría de nosotros creamos desde la acción divina tan sólo un 10 o un 20 por ciento.

Recapitulando, la acción divina es nueva energía, es energía sanada. Es lo contrario de dar vueltas en círculos mientras buscamos la salida de esos patrones habituales que intentamos sanar y dejar atrás. Puede darse cuando actuamos de forma diferente porque nos hemos convertido en personas diferentes y traemos nueva energía a la Tierra. Entonces, co-creamos con el Universo.

El mensaje decía que, si los más iluminados están creando desde la acción divina un 60 por ciento del tiempo, entonces aún dedicaban el 40 por ciento restante a la repetición y a recrear patrones anteriores. Esto no quiere decir que reproduzcamos nuestros patrones de manera idéntica, una y otra vez. Aunque sí solemos dar vueltas en círculos alrededor de los temas sobre los cuales debemos aprender algo, (y que suelen ser precisamente aquellos que enseñamos a otros y les ayudamos a comprender mejor). Piensa en el consejo que le das a un amigo que no sabe poner límites en su relación con alguien; suele ser el mismo consejo que tú mismo has tenido que aprender. Los seres humanos funcionamos así.

Digo esto, porque he podido comprobar durante los últimos meses (creo que formaba parte de la energía de 2016, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo) que existe una enorme división entre aquellos que se identifican como trabajadores de Luz, personas espirituales o conscientes que desean que el mundo despierte y sea un lugar más amoroso. Por un lado, están los que se sienten activados, con un propósito, que son conscientes de la presencia de un aspecto de la Sombra pero encuentran la manera de traer luz a sus vidas. Por otro lado, hay otro inmenso grupo que ha pasado por depresiones, ansiedad, por reacciones de miedo ante lo que ocurre en el mundo y que han retrocedido. Ahora se preguntan: “¿Para qué hacer nada? ¿Por qué estoy aquí, si las cosas son como son?

En Febrero aparecerá una canalización de media hora que he realizado para Amplefield (una plataforma gratuita que difunde mensajes de luz, esperanza y sanación, en inglés), y que trata precisamente de este tema: de por qué estamos aquí en este momento y qué hemos venido a hacer. Si deseas te notifiquemos la fecha en que Amplefield la difundirá, sólo debes suscribirte a mi lista de correo y nosotros te avisaremos.

Desde un punto energéticamente práctico, ¿alguien más ha tenido la sensación de que el último Mercurio retrógrado ha durado dos o tres meses, a pesar de que oficialmente terminó hace algunas semanas? Muchos hemos sentido que las cosas no avanzaban, que estaban paradas, estancadas o iban muy lentas.

Cuando nuestra vida exterior está así y no nos permite expandirnos, también nos ofrece una gran oportunidad. Significa que se está produciendo mucho movimiento a nivel interior. Siempre he sido consciente de que, cuando nuestra vida exterior se ralentiza, suele acelerarse todo aquello que debe moverse dentro de nosotros para nuestra sanación y para nuestro siguiente paso a nivel emocional.

El año pasado, durante mi tour por Estados Unidos, Australia y Europa, el mensaje que se repetía una y otra vez en cada uno de esos lugares, era que los próximos años serían difíciles en muchos sentidos para planeta. Pero que podíamos centrar nuestra atención sobre esa dificultad, o bien, verla como una oportunidad para desarrollar nuestra fuerza, nuestro poder y nuestro amor.

No estoy diciendo que no nos esté permitido sentirnos deprimidos o sentir ansiedad en ocasiones; es algo que forma parte del proceso. Y parte de lo que está ocurriendo en el mundo es una limpieza y una sanación de antiguo material ancestral. Por eso, el mensaje que compartí al principio aseguraba que los próximos tres o cuatro años traerían consigo una profunda sanación colectiva, una sanación más intensa que nunca. Ese es el motivo de muchos de los acontecimientos que estamos observando ahora.

La pregunta para ti, que estás leyendo esto, es ¿dónde quieres posicionarte?

Insisto, hay días en que todos nos sentimos deprimidos o ansiosos, es algo que forma parte de nuestro crecimiento y de nuestra sanación. Pero, como ya sabemos, cuando nos encontramos en esos estados de baja vibración, podemos llegar a convencernos de que todo eso que pensamos es real y que no hay nada más, que nada va a cambiar nunca. Nos sentimos deprimidos, escuchando voces de nuestra mente y nuestra depresión nos dice: “Esto es lo que hay, no vas a llegar a ninguna parte”. Bien, esa es la realidad de ese momento. La pregunta es: ¿puedes expandir tu mente y la percepción de tus emociones más allá?

Una de las mayores dificultades de la depresión (y es algo que he experimentado muchas veces en mí mismo), es que comenzamos a creernos una emoción; después, le añadimos un pensamiento que la justifique y se lo colocamos encima, como:“ Dios mío, ¡esto es terrible!”. A continuación, empezamos a dar vueltas a ese pensamiento, nos centramos exclusivamente en él y acaba por anular la emoción original.

Lo mejor que podemos hacer cuando nos encontramos en un estado vibratorio inferior es “ponerle nombre”, al menos, de cara a nosotros mismos. De esta manera, nuestra parte consciente estará observando lo que nos pasa, incluso mientras lo estamos sintiendo. Lo cual permitirá que ese estado se abra de pronto y pueda cambiar.

Creo que una práctica que tendremos que llevar a cabo con regularidad durante los próximos años es comprobar dónde se encuentra nuestro punto de equilibrio. ¿Qué es lo que te ayuda a permanecer equilibrado? ¿Es recibir la luz del sol, estar cerca de personas queridas? ¿Qué te ayuda a recuperar el equilibrio perdido?

Esa será nuestra principal maestría durante el próximo año: saber qué nos ayuda a equilibrarnos en un momento en que el desequilibrio se vuelve más y más patente nuestra sociedad.

Porque, muchos de los que leen estas líneas están aquí para ser ese cambio. No te interesa lo viejo, por lo que tampoco te asusta la idea de que las antiguas estructuras se estén disolviendo. Es posible que, lo que realmente te asuste sea la reacción emocional de los demás mientras esas estructuras se disuelven. Pero, en realidad, viniste aquí sabiendo que había mejores maneras de hacer las cosas y viniste como su portavoz.

Claro que podríamos decir:“ Dios mío, ¿y si llegó al final de mi vida y la Tierra aún no ha alcanzado más luz?”.

Soy de los que opinan que no podemos garantizar ninguna solución definitiva para el planeta, ni para nada, en realidad. En cambio, lo que sí podemos hacer mientras vivimos es estar presentes cada día e ir hacia lo que nos ayude a sentimos más expandidos, lo cual nos beneficiará tanto a nosotros como a los demás.

En cambio, deberemos prestar atención a los lugares donde nos sintamos contraídos, donde las cosas nos resulten difíciles. Por ejemplo, si decimos: “Cuando estoy con este amigo tengo una sensación pesada en el estómago y la relación nunca es fácil.” Entonces, voy a tener que solucionar eso; puede que me lleve tres meses, pero tendré que escribir al respecto, acerca de lo que me hace sentir mal, voy a tener que hacer algo fuera del ámbito de mi mente. (Lee se toca la cabeza).

Si eres una persona especialmente sensitiva o no te sientes muy enraizado, o te sientes aislado o no interactúas con otras personas de forma regular cada día, entonces será más fácil que “recibas” esas señales que están flotando en el inconsciente colectivo de miedo, pánico y preocupación. Porque la mayor parte de la gente está emocionalmente activada, y eso crea círculos muy densos de energía. Pero, todo depende de hacia dónde dirigimos nuestra atención.

Durante una presentación que hice en Londres, los Z´s dijeron que durante los próximos años tendríamos que encontrar nuestros “remansos de luz” e ir saltando de uno a otro. Estos remansos de luz pueden ser lugares, personas, momentos…

Algo que repito a menudo en estas Actualizaciones (porque he podido comprobar que es cierto para mí y para muchos otros, y porque es un mensaje que se me repite para que lo transmita), es que la luz está ahí. En muchos sentidos, la luz es más fuerte que nunca, y para poder sentirla basta con que te permitas acceder a tu nuevo paradigma.

Si observas la realidad de otras personas y las ves atrapadas en su paradigma de “normalidad” (el mismo que ahora se está desmoronando), comprende que nosotros también estamos experimentando un cambio. A medida que las masas avanzan, también lo hacemos aquellos que no nos consideramos parte de ellas. Sólo porque nuestro pensamiento sea distinto al suyo, no significa que no se vea afectado por el hecho de que todos ahora mismo estamos cambiando. No puede ser de otra manera, porque todos estamos conectados. Éste es un tiempo nuevo.

En la próxima Actualización profundizaré en algunos de estos aspectos pero creo que, por hoy, sirve como introducción para el comienzo del año y los próximos 12 meses.

Es un placer estar de vuelta y poder conectar con todos. Somos Uno y todos estamos conectados. Últimamente ha habido ejemplos increíbles de personas que se unían para defender aquello en lo que creían, lo cual siempre resulta alentador.

 

Cuídense y mucho amor para todos.

Lee

 

(c) copyright 2017 – all rights reserved by Lee Harris Energy

http://www.leeharrisenergy.com
25 de Enero 2017

Traducción: Rosa García

Las traducciones de los artículos de Lee Harris pueden ser descargados en archivo Word desde el sitio creado para el en http://www.manantialcaduceo.com.ar/lee_harris/energias.html 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s